Retomar comunicación personal y directa, plantea investigadora

Monterrey, 3 Mar (Notimex).- El uso desmedido de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) hace a la gente ignorante del mundo que la rodea, por lo que se debe revertir este fenómeno y retomar la comunicación directa y personal, sostuvo Luz María Velázquez Reyes.

La investigadora del Instituto Superior de Ciencias de la Educación del Estado de México (ISCEEM) señaló esto durante el ciclo de conferencias “Diversas miradas a las violencias en las escuelas y el ciberespacio”, convocado por la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Al hablar sobre “El lado oscuro y el abuso de las TIC”, subrayó que “estamos en un mundo de consumismo, donde es más importante el tener que ser”.

Indicó que “nos hemos convertido en instrumento de nuestros instrumentos”, lo que ha dado paso a conceptos como “Phubbing”, que se refiere a aquellos que hacen a un lado su entorno para concentrarse en la tecnología móvil, o el de “Phonbies”, relacionado con personas controladas por estos dispositivos.

A futuro “lo que dicen los expertos es que ahora vamos a estar conectados a más dispositivos, la aparatización del mundo va a ser más todavía de lo que ya tenemos, dicen que es irreversible esa transformación”, manifestó.

“Entonces si vamos a vivir en un cibermundo, tenemos que ser ciberciudadanos y aprender nuevos comportamientos éticos y morales, para podernos desplazar en este cibermundo la comunicación, el diálogo, la convivencia, creo que eso lo tendremos que reinventar”, expresó.

“Hoy estamos más hiperconectados, pero no necesariamente nos comunicamos más, por lo debemos de volver a la interacción cara a cara”, señaló Velázquez Reyes.

En su ponencia aludió al filósofo Benjamin Baumann, en el sentido de que “somos muy ricos en aparatos, pero muy pobres en experiencia”.

Para evitar la violencia en el ciberespacio, de inicio, “debemos de aprender a vivir con el otro -sujeto- que no se nos parece, que tiene una religión, preferencia sexual, orientación política, distinta a nosotros”, indicó.

“El uso de las TIC tendría que favorecer el diálogo y la comunicación, pero curiosamente basta con que alguien piense de manera distinta a mí como para que yo sienta que puedo agredirlo, molestarlo o maltratarlo en las redes sociales”, destacó.

Sostuvo que la violencia prevalece desde todas las épocas, “pero hoy estamos más conectados y comunicados, simplemente sufre una metamorfosis con una cara online”.

Ante el hostigamiento cibernético se deben guardar pruebas, pero “una vez que has cometido un error asúmelo y toma una actitud de protección para que no te vuelva a pasar”, expuso la docente ante estudiantes de la UANL.

“Es muy fácil destruir, muy difícil reparar”, continuó, por lo que menores o personas en general que sufren acoso cibernético tienen que aprender que no importa la opinión que los otros merezcan de uno, lo importante es la imagen y opinión que se tiene de uno mismo.

“Padres y profesores tendríamos que trabajar más en la autoestima de las personas y aprender a educar a los niños. El problema es que hoy los padres han renunciado a su papel de educadores, creen que darles todo el amor es no ponerles disciplina”, reiteró.

“Todos los psicólogos y pedagogos dicen que no podemos darles todo el amor a nuestros hijos, porque los límites también son importantes y tenemos que enseñarles que tienen que basar su autoestima en la imagen que ellos tengan de sí mismos”, expuso.

NTX/PMR/LTS/MMH

 

 

No se admiten más comentarios